Interes General

Villa del Parque tiene un “Pasaje de las Mariposas”

En el Barrio porteño de Villa del Parque, un grupo de vecinos lograron atraer mariposas.

Todo esto se generó a partir de la idea de una bióloga, que creó un jardín en su patio con las especies de plantas nativas, que atraen puntualmente a las mariposas.

Se trata de la bióloga Romina Suárez, quien además trabaja en el INTA (Isntituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y vecina de Villa del Parque.

Romina, es la creadora de la idea que le devolviera vida y color a su cuadra, mediante estas coloridas criaturas, y a partir del cual nació el proyecto de “sembrar mariposas”.

Un día de otoño, según consigna el diario La Nación, comenzó a armar un jardín en su patio con las especies de plantas nativas que buscan las mariposas para comer y reproducirse. Y al llegar la primavera descubrió que su plan funcionó, ya que comenzaron a  llegar las mariposas. Entonces, Romina subió la apuesta. Habló con sus vecinos. Y les propuso hacer lo mismo en sus balcones, terrazas, jardines y hasta en los canteros de la calle. “Les propuse que plantáramos esas especies en los canteros a lo largo del pasaje”, dice. Hoy al Toay sus habitantes lo llaman “Pasaje de mariposas”.

Y agregó que “Las mariposas son indicadoras de la calidad del ambiente para otras especies. Además de tener un valor cultural muy marcado, su presencia es importante en el ambiente ya que cumplen algunas funciones como ser indicadores de calidad ambiental”.

“También son el segundo polinizador más importantes después de la abeja, actúan como controladores de plantas que algunos consideran malezas y a su vez, son alimento o presa de muchas especies, por lo que cumplen un rol importante”, explica la bióloga.

En la actualidad, sobre el pasaje Toay, que tiene 2 cuadras,  la mayoría de los canteros del pasaje, posee las plantas nativas que se convierten en el hábitat ideal para que vuelvan las mariposas a la ciudad.

Mientras llega nuevamente el otoño, los vecinos trabajan otra vez en los canteros que todavía están vacíos para llevar variedades como la flor de sangre, la canario rojo, la achira roja, la tasi y la salvia azul, que son hospederas naturales de la mariposas. La salvia, también atrae a los colibríes.

“El proyecto no solo busca recuperar la diversidad de mariposas diurnas por su valor estético y cultural si no también busca generar nuevas interacciones biológicas que permitan un equilibrio dinámico en el tiempo. El proyecto tiene a su vez un foco importante en la educación ambiental y busca lograr una mayor comprensión de la importancia de la conservación de nuestra flora y fauna nativa en ambientes urbanos”, explica Romina Suárez.

 

Related posts

El Presidente Alberto Fernández anunció medidas ante la segunda ola de covid

Elizabeth Machado

Alberto Fernández presentó el Programa de viviendas “Reconstruir”

Elizabeth Machado

Modalidad especial para la vacunación antigripal en barrios vulnerables

Elizabeth Machado